Inicio / IUNIVES / Promociones / Año 2020: Séptima Promoción Máster Oficial / Roles de género y estereotipos sexuales; la cultura del prejuicio social en el fitness y culturismo de competición

Roles de género y estereotipos sexuales; la cultura del prejuicio social en el fitness y culturismo de competición

Autora: Barbero Alcocer, Irene
Coautores: Rubio Arribas, Natalia

Resumen

Los estereotipos de género han sido motivo de interés y estudio por numerosas disciplinas tales como, la antropología, la sociología, la pedagogía o la psicología social entre otras, poniendo en todos los casos de manifiesto la existencia en todas las culturas estudiadas desde la antigüedad hasta la actualidad de numerosas y variadas ideas y creencias sobre como son, se viven y se comportan los hombres y las mujeres. Siempre enfatizando en los aspectos diferenciadores entre ambos sexos.

La humanidad y con ella las sociedades está en constante cambio, por esta razón, sus costumbres cambian a través del tiempo por medio de la cultura. Esta tiene una conceptualización amplia que abarca diversos temas, los cuales el ser humano adquiere debido a sucesos que se presentan a lo largo del tiempo. Las personas comúnmente adquieren cierta manera de actuar, que se fundamenta en el ser, hacer y sentir, la cual forma la identidad de cada persona. Esta se puede desarrollar de manera individual o colectiva estando implicadas esferas entre las que se encuentran la laboral, profesional, académica, el tiempo libre y el ocio, y cabe destacar la práctica deportiva. 

La división y entendimiento binario del deporte actual hace que como atleta y mujer practicante de fitness me cueste situarme en la sociedad actual, en un intento de revisión de algunas de las teorías de género y como afectan a la práctica deportiva, no he encontrado una explicación satisfactoria de porque mi feminidad con frecuencia se ve soslayada al practicar un deporte de fuerza como es el fitness y el culturismo. 

Una cuestión a tener en cuenta en las teorías de género revisadas, es la categorización de actitudes propiamente masculinas y femeninas, y en algunas ocasiones las relaciones de poder existentes entre los géneros. Son aspectos sin duda interesantes, y siempre es interesante repasar e investigar de cara a detectar posibles variaciones a lo largo del tiempo y las culturas ya que nos dan una visión bastante amplia de las relaciones sociales existentes entre hombres y mujeres. 

 No obstante, en cierta forma estas categorizaciones y en mi experiencia, en muchas ocasiones suponen un obstáculo, ya que de esta categorización nacen infinidad de prejuicios. Estos prejuicios normalmente vienen de mano de personas o población ajena al mundo del deporte y salpican a todos los y las atletas, sin embargo, parece que las críticas más dañinas e incisivas recaen en el caso de las mujeres atletas. Con frecuencia existe la creencia de que el fin último de esta práctica deportiva de fuerza viene motivado porque las atletas se sienten masculinas, excluidas de la sociedad o en cierta forma quieren convertirse en hombres. Por el contrario a los atletas masculinos se les suele tachar de superficiales y se menoscaban sus esfuerzos y disciplina salpicándolo del uso de fármacos y drogas que mejoran el rendimiento deportivo.

En mi experiencia como mujer y, como atleta femenina cuya preparación no tiene nada que ver con la de un hombre, ni a nivel de entrenamiento, objetivos, metas, rendimiento, ni en aspectos de nutrición, me hizo preguntarme si la práctica deportiva y en concreto el fitness y el culturismo están por encima de los estandartes de género, lo que me llevó a plantear las siguientes reflexiones ¿Qué motiva a los y las atletas a buscar ciertas estéticas que con frecuencia están en ambos géneros fuera de los normativo?, ¿Qué hace que los y las atletas se sometan a dietas sumamente estrictas, a soportar dolor, lesiones y aun así buscar una mejor versión cada nueva temporada?, ¿Es todo una manifestación de poder o de querer llevar la contraria a la sociedad?

Desde mi propia experiencia como atleta es que el reto, la motivación que nos mueve a los y las practicantes de esta disciplina deportiva es competir contra nosotros/as mismos/as, en buscar cada vez una meta mayor, un logro más alto; da igual lo que la gente de fuera piense o diga, los prejuicios, críticas y burlas que tengas que soportar y las diferencias burocráticas y administrativas que te salpiquen. La sensación que se tiene cuando tras un mal día vences las “limitaciones” mentales y justo ese día sacas un entrenamiento espectacular o, cuando ves los cambios corporales que tienes a lo largo de una preparación o, la sensación de superar records personales eso es algo difícil de describir con palabras.

La necesidad de encontrar respuestas y otorgar significados son los motivos por los cuales nace el presente estudio de investigación en el que se pretende visibilizar la vinculación existente entre la actividad física con la sexología. La pregunta principal que vertebra el presente estudio de investigación es, cómo los roles de género y su manifestación en los prejuicios sociales se vinculan a los estereotipos corporales los cuales afectan a los y las atletas practicantes de fitness y culturismo.

Palabras clave: Sexología, roles de género, estereotipos sexuales, prejuicio social, fitness competición, culturismo de competición.

Comparte esta información: