Pages Menu
TwitterRssFacebookInstagram
Categories Menu

Posted on 17 enero 2018

El papel del profesional de la sexología ante la dispareunia

El papel del profesional de la sexología ante la dispareunia

La dispareunia o dolor coital en la mujer es una de las consultas que con cada vez más frecuencia acuden a las consulta de sexología.
Se trata del dolor asociado a la realización del coito, por lo que las mujeres que lo sufren no solo no disfrutan de esta parte de las relaciones sexuales, sino que las viven con malestar y mucho displacer.

Las causas de esta dificultad pueden ser de diversa naturaleza (dolencias físicas, cuestiones relacionadas con el tipo de prácticas, estimulación, etc), por lo que se hace imprescindible una buena valoración para poder determinar su naturaleza y las posibles soluciones.

Una mujer con dispareunia suele consultar este problema primero con su médico especialista (ginecóloga o ginecólogo). Cuando no se encuentran respuestas o explicaciones desde el ámbito médico, muchas de estas mujeres buscan profesionales de otro tipo: sexólogas, fisioterapeutas, etc. Este itinerario es relativamente común porque muchas dispareunias son de difícil diagnóstico. Debido a esta diversificación de profesionales, es difícil estimar la prevalencia de mujeres que sufren dispareunia.

Un coito puede doler por diversas causas, por eso es importante realizar una buena evaluación. Determinados problemas ginecológicos, pueden motivar relaciones dolorosas (infecciones, endometriosis, etc.). Algunos problemas dermatológicos en la vulva, también pueden ser causa de coitos o relaciones genitales dolorosas (liken, vulvodinia o vestíbulodinia). Sin embargo, una mujer sin problemas de este tipo, puede sufrir dolor en sus relaciones de penetración debido a que no esté teniendo relaciones que favorezcan su placer o su excitación. Los temores o miedos también pueden estar relacionados con determinados casos, pues muchas mujeres contraen sin darse cuenta su musculatura perivaginal, dificultando la penetración y provocando dolor. Estos últimos casos son los típicos que acuden a las consultas de sexologíauna vez que la ginecóloga no ha encontrado nada.

Ante casos de dispareunia en los que no hay dolencias físicas concretas, los profesionales de la sexología ofrecemos buenas soluciones para la intervención. En el resto de casos, los profesionales de la sexología contribuimos a clarificar una buena evaluación, que permite descartar algunas causas y apuntar hacia otras, algo que muchas mujeres con dispareunias de difícil diagnostico agradecen muchísimo.

Conscientes de que esta es una demanda frecuente para sexólogas y sexólogos, en nuestros Másteres en Sexología (Oficial y a distancia), dentro de la asignatura “Asesoramiento Sexológico: ámbitos, tipos y diferentes demandas” se dedica una clase al vaginismo, la dispareunia y su abordaje por parte de profesionales de la sexología (evaluación, intervención y trabajo sobre casos).
Imagen © Hadis Safari