Pages Menu
TwitterRssFacebookInstagram
Categories Menu

Posted on 4 junio 2018

De las lindes sexológicas

De las lindes sexológicas

Hace apenas unas pocas semanas, se han celebrado en Valladolid unas jornadas que han dado mucho de qué hablar. La realización de las jornadas “De las lindes sexológicas” se la debemos a Guillermo González Antón, su principal organizador y profesor de los Másteres en Sexología de la UCJC (oficial y a distancia).

 

En el cartel de las jornadas, y con intervenciones muy valoradas estuvieron Silberio Sáez, Carlos de la Cruz, Natalia Rubio, Francisco Cabello, también profesores de los Másteres en Sexología de la UCJC, así como Joserra Landarroitajauregi y Miren Larrazabal, que también colaboran en el Máster Oficial en Sexología UCJC.

 

Una vez pasadas las jornadas, preguntamos a Guillermo sobre el transcurso de las mismas, y esto es lo que nos cuenta.

IUNIVES: Has organizado estas jornadas desde CIESEX (Centro Integral de Encuentros Sexológicos). Cuéntanos un poco más sobre este centro.

Guillermo: Como idea el CIESEX es un viejo proyecto que ha precisado del apoyo incondicional de una joven sexóloga, Lucia Sumillera, que lo ha dotado de la frescura y energía necesaria para que fuera una realidad desde solo hace unos meses.

Nos mueven dos inquietudes fundamentales. Una de ellas derivada del proceso de formación de profesionales de la sexología en los distintos formatos en los que se desarrolla esta formación en nuestro país a nivel universitario e institucional. Los y las profesionales formados se enfrentan en sus comienzos a no pocas dificultades a la hora de iniciar su andadura profesional. Desde dificultades administrativas para su ubicación laboral, pasando por una “soledad profesional” que en no pocas ocasiones les lleva a cuestionar su indudable capacidad de intervención en el terreno de la sexualidad humana y sus distintas dimensiones.

Nuestra otra inquietud motivadora se genera en el escenario de la asistencia y asesoría en sexualidad con más de 30 años de experiencia. Desde este escenario nos preocupan las dificultades de acceso de la ciudadanía a recibir esta atención desde el respeto a sus derechos y basado en buenas practicas desde códigos de una ética laica, científica y equitativa.

IUNIVES: Las jornadas han sido todo un éxito, de público, de asistencia, en cuanto al nivel de ponentes, la satisfacción de las y los asistentes… ¿Cómo surge la idea de realizar este encuentro y con qué objetivos?

Guillermo: Los objetivos de estas jornadas fueron fundamentalmente dos. Uno de ellos, que tiene que ver con los contenidos de las jornadas, nos proponía presentar a los asistentes que superaron con creces nuestras previsiones, las distintas orientaciones, ideas y referentes de la Sexología actual de nuestro país. Creemos haber recogido de una forma sintética, como no podía ser de otra manera, las lindes sexológicas, lema de las jornadas, que delimitan el escenario del Hecho Sexual Humano. Usando un viejo aforismo podríamos decir que no estaban todos/as los/as que son, pero si son todos/as las/os que estuvieron.

El otro objetivo, más personal, más sutil y que se haría patente durante el desarrollo de las jornadas, fue reunir a profesionales que por distintas razones académicas y desencuentros epistémicos, hacía mucho tiempo que no compartían mesa, mantel y espacio. Hubo mestizaje, conversación y algún que otro abrazo. Todos acudieron sin reservas ni condiciones. Espero que este encuentro tenga un largo y fructífero recorrido. De no ser así, aquellos que no permiten que la Sexología ocupe el lugar que merece en el mundo científico y académico, volverán a ganar.

IUNIVES: Estas jornadas han reunido a profesionales referentes en nuestro país, procedentes de diferentes escuelas y en las mesas se han tratado temáticas tan diversas como la terapia sexual, la asistencia sexual, la diversidad funcional, diversidad sexual, hipnosis, aspectos más conceptuales…¿Qué aspectos destacarías de ellas?

Guillermo: Destacaría sobre todo dos vivencias sentidas y que estaban asociadas a la edad de los asistentes. Las/os profesionales jóvenes, formados en distintas escuelas y universidades, pusieron cara y voz a muchos de los referentes que inevitablemente habían tenido que leer e intentar entender en su desarrollo curricular. Sus comentarios reforzaron e hicieron muy gratificante el esfuerzo realizado

Los/as más viejos/as, conocedores de la historia de la sexología de los últimos tiempos repetían, quizás exageradamente, que se trataba de un encuentro “histórico”. No me asusta tanto el calificativo tan generoso, como que  después del encuentro no seamos capaces de encontrar un espacio común de vindicación de o que es el objeto de nuestro estudio y vocación.

Solo podemos dar la enhorabuena a Guillermo por ser partícipe de este gran encuentro Sexológico.