MÁSTER OFICIAL EN SEXOLOGÍA

Educación Sexual y Asesoramiento Sexológico

BLOG

Chemsex contado por sexólogos

Hace pocas semanas, arrancaron las clases del segundo curso del Máster universitario en sexología; educación sexual y asesoramiento sexológico. El alumnado tuvo el placer de contar con Iosu Azqueta, sexólogo, pedagogo y maestro. Iosu en la actualidad es profesor colaborador en nuestro máster, pero hace unos años fue nuestro alumno. Nos encanta ver como nuestras alumnas y nuestros alumnos se convierten en colegas de las y los que tenemos muchísimo que aprender. En esta clase, Iosu habló de muchas cosas interesantes: VIH, factores de desprotección en las relaciones sexuales genitales frente al VIH y las ITS, casos prácticos y chemsex, todo muy interesante y de gran interés práctico para futuros profesionales de la sexología. El chemsex es un tema de actualidad que genera gran interés, así que hemos querido dedicar este post al tema preguntando a dos sexólogos expertos; Iosu Azqueta y Javier Curto, sexólogo y psiquiatra y también, hasta hace muy poquito alumno y ahora colega y con muchisimo que aportar al ámbito de la intervención sexológica. Ambos realizan intervenciones en el área de chemsex en la O.N.G. Apoyo Positivo, y desde su experiencia en el tema, nos han querido contestar algunas preguntas sobre el tema…

Javi, Iosu: ¿Qué es exactamente el Chemsex?

La palabra “chemsex” tiene su origen en Reino Unido: chems (drogas)+ sex (sexo). Se trata de un consumo de drogas muy vinculado a la “cultura sexual gay”, en el que se suelen dar sesiones de sexo de larga duración, que pueden prolongarse durante horas o incluso días. Se trata de encuentros entre hombres gais, bisexuales y otros HSH (hombres que tienen sexo con hombres) para mantener explícitamente relaciones sexuales haciendo uso de determinadas drogas y en el que las aplicaciones de ligue con geolocalización juegan un papel muy importante.

Aunque es bastante habitual que pueda haber diferentes tipos de sustancias, si que hay algunas que están muy ligadas a este tipo de contextos: las drogas que más se están utilizando son la mefedrona (‘mefe’), el GHB (‘G’, ‘éxtasis líquido’) y la metanfetamina (‘tina’), cocaína, poppers y también en combinación con fármacos para la disfunción eréctil como el sildenafilo.

Además de la vía esnifada y fumada, también es habitual el uso de la vía intravenosa (‘slam’) logrando así que los efectos sean más intensos y duraderos, a la par que la capacidad adictiva de la sustancia se hace mayor también. En este tipo de usuarios, solemos detectar mayores dificultades para abandonar el consumo, junto con mayores dificultades para mantener relaciones sexuales satisfactorias sin el uso de drogas y mayores complicaciones relacionadas con la salud mental, como sobredosis, síntomas abstinenciales graves o psicosis.

La última definición que se consensuó en el 2º European Chemsex Forum fue la siguiente: “un tipo particular de práctica de consumo sexualizado de sustancias, entre hombres gais y bisexuales, otros HSH y personas trans y no binarias que participan en la ‘cultura de sexo casual o sin compromiso’ gay”.

Es importante que entendamos, por lo tanto, que no todo uso sexualizado de drogas es chemsex. Se trata de un fenómeno relativamente reciente en el que se queda de forma explícita para mantener relaciones sexuales con determinadas drogas. Es un fenómeno que está también muy ligado a la facilidad para mantener relaciones sexuales que dan las aplicaciones de ligue con geolocalización.

¿Es una práctica extendida? ¿En qué contextos?

Es difícil contestar a la pregunta ya que al fin y al cabo estamos hablando de temas como la sexualidad y el consumo de drogas que históricamente, aunque en distinto grado, han estado criminalizados, estigmatizados y marcados por el tabú. Esto hace que, por una parte, a las personas les cueste contestar con sinceridad por miedo a ser juzgadas, y por otra, sabemos también no suelen ser del todo sinceras cuando son encuestadas.

Existen algunas encuestas como la EMIS (Encuesta europea on-line para hombres que tienen sexo con hombres (EMIS-2017), que recoge datos sobre conductas sexuales, consumo de drogas, salud psicosocial, prueba del VIH/ITS, entre otras, en el colectivo de hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH) residentes en 33 países (muchos de ellos europeos, entre los que se encuentra España). En dicho informe, en la muestra española, destacan que la prevalencia del consumo de drogas estimulantes con fines sexuales en los últimos 12 meses fue del 14,1% (siendo mayor en regiones como Baleares, Cataluña y Madrid) y un 0,8% refirió consumo inyectado de drogas. También destacan que el consumo de drogas con fines sexuales fue mayor en hombres con infección por el VIH, nacidos fuera de España, y aquellos que vivían en ciudades de más de 500.000 habitantes.

En referencia a los contextos de consumo, nos encontramos con una parte muy importante de usuarios que lo practican en domicilios privados realizando el contacto y la quedada a través de las Apps de geolocalización. Por otra parte, su uso está muy extendido también en saunas y locales de sexo. Finalmente, nos empezamos a encontrar también un perfil de usuario que, habiéndose iniciado en los dos contextos mencionados, consume también solo en casa, bien a través del visionado de pornografía, o bien realizando cibersexo y conectándose con otros usuarios que también consumen.

¿Cuál es el perfil de usuarios de Chemsex que os consultan y cuales son sus demandas?

En nuestro caso, en Apoyo Positivo, en el Programa “Sexo, Drogas y Tu” se trata principalmente de hombres autoidentificados como gais (y en menor medida bisexuales y otros HSH) con edades comprendidas entre los 20 a los 50 años aproximadamente. Se da en todo tipo de clases sociales, de forma que nos encontramos desde el chico joven que está en una situación de precariedad laboral, hasta personas de gran poder adquisitivo.

En cuanto al tipo de consultas, nos encontramos con que la gente contacta en un primer momento por haber perdido el control con el consumo, o tener la sensación de estar perdiéndolo, y busca apoyo psicológico y psiquiátrico para abandonar el consumo o tener mayor control sobre el. Esta pérdida de control puede ser relativa a la cantidad consumida, frecuencia del consumo y duración de las sesiones. Tenemos usuarios que han llegado a estar hasta cuatro días de “sesión” (término que utilizan los usuarios para la práctica de chemsex) sin apenas dormir ni comer. Algunos de estos usuarios contactan con nosotros, o vienen derivados por los CAD (Centros de atención a las adicciones) y diferentes hospitales por el descontrol mencionado, y también porque en algunos casos han requerido ingresos en las unidades de psiquiatría por síntomas tales como ideación suicida, depresión o síntomas psicóticos asociados al consumo.

Desde un plano sexual, algunas de las demandas que nos encontramos tienen que ver con incapacidad para mantener relaciones sexuales sin sustancias, dificultad para sentir placer en el sexo sin drogas (anhedonia), falta de deseo (o bajo deseo sexual), dificultades para pedir a los demás determinadas prácticas eróticas si no es estando bajo el efecto de las drogas, dificultades para ligar y relacionarse social y sexualmente con otros hombres, etc. Al profundizar en los procesos terapéuticos nos encontramos en muchas ocasiones cuestiones más latentes, que en algunos casos han sido el motivo que llevó a consumir para lograr desinhibirse. Nos referimos a cuestiones estructurales como el estigma, homofobia, racismo, edadismo y también otras cuestiones cono la homofobia interiorizada, la plumofobia, insatisfacción o no aceptación del propio cuerpo, dificultades con el rol insertivo o receptivo en la penetración anal, etc.

En algunos casos, se contacta también para trabajar aspectos relacionados con la pareja o derivados del consumo, bien porque uno de los miembros consume y el otro no, o bien porque consumen los dos.

Por último, se da el caso de usuarios que refieren dificultades con la erección y en el tiempo de eyaculación (eyaculación precoz y retardada). Muchas de estas personas identifican estas dificultades como anteriores al inicio del consumo, o como ya hemos comentado, fueron uno de los motivos que les llevaron a consumir.

¿Son conocidos los efectos del Chemsex en la salud (física, psicológica…)? ¿Cuáles son los principales?

 Es importante destacar que la práctica de chemsex no es per se problemática. Esta puede darse en un contexto recreativo. También puede darse en contexto de un problema de adicción y otros problemas de salud mental. Aunque no siempre tiene consecuencias negativas para la salud física y mental, sí que se han asociado algunos posibles problemas relacionados con el consumo.

Entre los problemas de salud destacan lesiones traumáticas como lesiones en pene, fisuras y desgarros en mucosa anal, perforaciones intestinales o úlceras en la piel y otras complicaciones infecciosas. También presentan altas prevalencias de infecciones de transmisión sexual, muchas de ellas vinculadas con la normalización de las prácticas eróticas sin uso de preservativo. En aquellos usuarios que utilizan la vía inyectada, compartir jeringuillas puede aumentar el riesgo para adquirir una infección por VHC o VIH.

Algunas de las complicaciones más importantes relacionadas con el consumo y que menos han sido abordadas hasta la actualidad son los problemas de salud mental. En consumos agudos, las más importantes son las sobredosis, las intoxicaciones con problemas de conducta, ideación suicida. En muchos casos tenemos a usuarios que ya presentaban problemas de salud mental previos como ansiedad, depresión que se agravan una vez se inicia el consumo. Por otro lado, tenemos usuarios que desarrollan un problema de adicción y otros usuarios que pueden presentar problemas de ansiedad, depresión o psicosis muy vinculadas con el consumo. Además, destacan los graves problemas sociales que pueden asociarse con la adicción como puede ser la pérdida de trabajo, las redes sociales, problemas legales o de alojamiento.

¿Qué intervención realizáis en estos casos? Y desde la sexología ¿Qué se puede aportar a las intervenciones de usuarios de Chemsex que acuden buscando ayuda?

En primer lugar, procuramos ofrecer un espacio de acogida que no juzgue ni en relación con el consumo de drogas ni con la sexualidad. Entendemos que sólo adoptando esta perspectiva podremos ayudar a nuestros usuarios, por lo que procuramos dejar de lado cualquier tipo de actitud paternalista o voluntarista.

Concretando un poco más, nuestras intervenciones se basan en tres grandes bloques: intervención psicológica (individual y en grupo), intervención psiquiátrica, y por último intervención o terapia sexológica.

Desde Apoyo Positivo, hemos realizado intervenciones en educación sexual fundamentalmente a través de talleres, intervenciones de counselling y también terapia sexual.

Respecto a lo que la sexología puede aportar en las intervenciones con personas que practican chemsex, pensamos que tal y como decíamos antes, las sexólogas y sexólogos podemos ofrecer un espacio de no juicio en el que la persona hable y reflexione sobre su sexualidad sin tapujos.

Además de esto, aportamos todas las herramientas que la ciencia sexológica nos brinda, de forma que procuramos trabajar una serie de cuestiones que enumeramos a continuación:

  • Promovemos una visión menos coitocentrica de la sexualidad.
  • Restamos importancia al hecho de tener orgasmos, eyaculaciones, etc. y buscamos una vivencia de la sexualidad más centrada en la satisfacción que en los logros.
  • Ofrecemos y promocionamos una visión de la sexualidad desde una perspectiva de diversidad, referida no solo a identidades y orientaciones, sino también desde el lado de las diferentes prácticas eróticas.
  • Procuramos normalizar y encuadrar la vivencia de los deseos y fantasías sexuales distinguiendo entre uno y otro.
  • Buscamos facilitar una vivencia de la sexualidad al margen del uso de drogas y desarrollo de habilidades sociales para una mejor comunicación en los encuentros sexuales.
  • Resumiendo los anteriores puntos, facilitamos en definitiva que las personas se conozcan, se acepten y se gestionen de la manera más satisfactoria posible.

Por nuestra parte, queríamos agradeceros en primer lugar la oportunidad para visibilizar esta realidad así como el trabajo que realizamos diariamente.

Queríamos acabar esta entrevista realizando una llamada en primer lugar a lxs colegas de nuestro gremio para que tengan en cuenta estas nuevas realidades que se abren paso, y que entendamos el tema del chemsex como una cuestión de salud pública que necesita la colaboración de los usuarios que practican chemsex y profesionales tales como médicxs, enfermerxs, psicólogxs, psiquiatras, trabajadorxs sociales y por supuesto sexólogxs.

Muchas gracias por todo.

Javi y Iosu.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

Ministerio de Sanidad. (2020). Encuesta europea on-line para hombres que tienen sexo con hombres (EMIS-2017): resultados en España. Ministerio de Sanidad. https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/docs/EMIS_Report_07052020.pdf

MÁS SOBRE JAVIER CURTO

Javier Curto Ramos es psiquiatra en la Unidad de Psiquiatría de Enlace y Urgencias psiquiátricas del Hospital Universitario La Paz, donde trabaja especialmente en las áreas de psiquiatría y obesidad, conducta suicida, VIH y chemsex.  Colabora como psiquiatra dentro del programa de chemsex en la O.N.G. Apoyo Positivo donde realiza intervención individual y grupal. Además de psiquiatra es sexólogo y ha coordinado diferentes intervenciones en salud sexual en coordinación con el Instituto Adicciones de Madrid. 

Puedes encontrar a Javi en @Javi CR

MÁS SOBRE IOSU AZQUETA

 Iosu Azqueta Chocarro es sexólogo, pedagogo y maestro. Licenciado en Pedagogía por la Universidad de Navarra, diplomado en magisterio (especialidad en Audición y Lenguaje) por la universidad de Alcalá de Henares, y Máster Universitario en Sexología: Educación Sexual y asesoramiento sexólógico (Instituto Universitario de Sexología (IUNIVES). Universidad Camilo José Cela (UCJC). Profesor colaborador en el Máster Oficial de Sexología de la Universidad Camilo José Cela. Sexólogo y mediador en salud sexual en la asociación Apoyo Positivo.

Puedes encontrar a Iosu en Sexcucha y Apoyo Positivo

Imagen by am JD 

Si te ha gustado, comparte esta información:

Categorías y etiquetas de este artículo: / , , ,