Pages Menu
TwitterRssFacebookInstagram
Categories Menu

Posted on 23 mayo 2016

Ansiedad, deseo sexual y resiliencia

Ansiedad, deseo sexual y resiliencia

Ariadna Benito del Arco es una de las recientes incorporaciones al mundo de la Sexología. A juzgar por su trayectoria (breve pero intensa), sin duda estamos ante una profesional que dará que hablar y que realizará importantes aportaciones a esta ciencia, que es la Sexología.

Ariadna, en el contexto de su formación como sexóloga en el Máster Oficial de Sexología de la UCJC, realizó un trabajo de investigación sobre “El impacto de los niveles de ansiedad (estado) sobre los niveles de deseo sexual mediante la influencia de la resiliencia”. Sin duda una investigación de gran interés dentro de la intervención sexológica, concretamente en el asesoramiento sexológico y la terapia sexual.

Hablamos con Ariadna y nos cuenta algunas cosas sobre este trabajo de investigación que le ha dado el premio a la mejor comunicación oral en las VII Jornadas Internacionales de Investigación en Sexología, hace apenas unas semanas.

Ariadna, recogiendo su premio a la mejor comunicación

IUNIVES: ¿Por qué te interesó investigar este tema en particular en el transcurso de tu formación como Sexóloga?

Ariadna: En primer lugar, siempre me ha interesado mucho el tema de la Respuesta Sexual Humana, desde que comencé a estudiar “Psicología de la Sexualidad” en el grado de Psicología. Fue en esta etapa cuando comencé a leer las obras de Kaplan, Master y Johnson, hasta que cayó en mis manos la obra de Schnarch, “Constructing the Sexual Crucible” en Portland, donde realiza su propuesta de la dinámica del deseo. Me llamó muchísimo la atención, no solo por esta nueva propuesta, sino porque le otorgaba un gran valor a los procesos psicológicos en toda la respuesta sexual. Entonces comencé a leer más sobre los procesos psicológicos en la respuesta sexual y donde me di cuenta de la gran importancia que tenían dentro de ella y más si cabe, dentro de la fase de deseo. El Trabajo de Fin de Máster fue mi oportunidad para aportar un pequeño granito de arena a todas estas investigaciones.

Creo que en Psicología hay una tendencia predominante a estudiar las relaciones entre los constructos sin tener en cuenta las variables moduladoras. Por eso decidí darle una vuelta más a la investigación y no plantear un modelo causal directo, sino un modelo modulador, donde ciertas características personales, como son la Ansiedad Rasgo, el Locus de Control y la Resiliencia, modulen la relación causal entre la emoción de Ansiedad y el Deseo Sexual, debido a su impacto directo en los niveles de esta emoción. Creo que adoptar esta visión más amplia y panorámica es más acertada que estudiar una simple relación entre dos variables.

IUNIVES: ¿Cuáles han sido las principales conclusiones de esta investigación?

La principal conclusión de mi estudio fue que, efectivamente las características personales, en concreto la Resiliencia, modulaba la relación entre la ansiedad y el deseo sexual, debido a su impacto directo en dicha emoción; traducido, quiere decir que la modificación de los niveles de ansiedad, mediante la variación de los niveles de resiliencia, modificará el impacto de esta emoción sobre los niveles de deseo.

A nivel práctico, estar conclusión tiene varias implicaciones. En primer lugar, se habla de prevenir los niveles de deseo sexual egodistónicos (es decir que los niveles de deseo que mantiene una persona le están provocando algún tipo de malestar, sobre todo a nivel psicológico) mediante el trabajo de ciertas características personales, algo que perfectamente puede realizarse mediante la educación sexual. Pero obviamente, no en el formato de educación sexual que conocemos o que se imparte ahora, sino una educación sexual continuada a lo largo de todas las etapas de la vida.

Por otra parte, esto también puede trabajarse a nivel terapéutico, trabajando y fortaleciendo las características personales que funcionen como factor de protección de los niveles de deseo, como en este caso, la resiliencia. Y esto sí que creo que es un gran paso para los sexólogos: esta conclusión pone en entre dicho la superioridad de la terapia farmacológica frente a la terapia sexual. Por supuesto, no me refiero a que haya que eliminar la terapia farmacológica, ya que siempre he sido partidaria de utilizar fármacos (ya sea como psicóloga o como sexóloga) pero siempre cuando sea absolutamente necesario y, obviamente, siempre de forma simultánea a la terapia psicológica (es decir, terapia combinada). En este caso, o en el caso del deseo, las terapias única y exclusivamente farmacológicas solo serían un parche que taparía de forma provisional el problema, pero no lo tratarían de raíz (a menos que dicho problema fuese un problema biológico); sin embargo, el trabajo personal que ofrece la terapia sexológica sería mucho más duradero y con un calado mucho mayor. Por ello, esta conclusión sería tan relevante para los sexólogos: debemos comenzar a tratar a las personas como tales, y no como “síntomas andantes”, lo que estaría fuertemente vinculado a tratar sus características personales que, como ya he comentado con anterioridad, podrían funcionar como factores de protección de sus niveles de deseo.

Ariadna durante las Jornadas de Sexología de la UCJC

IUNIVES: ¿Te ha sorprendido alguna de las conclusiones o es lo que esperabas obtener?

Ariadna: Dos son las conclusiones que más me han sorprendido de este trabajo. En primer lugar, el modelo que desarrollé solo era aplicable a mujeres, lo que es una evidencia más a la teoría que propone, entre otros autores, Rosse Mary Basson, quien afirma que la dinámica del deseo sexual es completamente diferente entre hombres y mujeres, es decir que es sexuada. Volviendo a la pregunta anterior, estos nos hace pensar que lo más acertado sería desarrollar, no solo protocolos de acción (ya sea a nivel educativo o de terapia) personalizados sino también sexuados.

En segundo lugar, la conclusión que más me sorprendió a nivel personal fue que los niveles bajos de ansiedad potenciaban los niveles de deseo sexual diádicos, o el deseo de mantener relaciones eróticas con una pareja. La verdad es que no pude encontrar una explicación científica a esta conclusión, sino que simplemente pude plantear ciertas hipótesis de por qué sucedió esto. Por ello, en estoy trabajando en un proyecto de doctorado que me permita investigar el porqué de estos resultados.

IUNIVES: Te has formado como sexóloga en el Máster Oficial en Sexología de la Universidad Camilo José Cela. ¿Qué te ha aportado esta formación?

Ariadna: Mi sueño siempre ha sido realizar el doctorado, así que cuando decidí que quería estudiar sexología, tenía claro que tenía que ser un máster oficial. La verdad es que este máster para mí ha sido increíble, tanto a nivel profesional como a nivel personal.

A nivel profesional he descubierto qué es realmente la sexología: creo que cuando entré en el máster tenía una visión muy cerrada de lo que era realmente este campo y en cada fin de semana fui descubriendo un poquito más de este mundo que ahora me apasiona tanto. Y eso es sin duda gracias al maravilloso profesorado que tenemos en este master.

En primer lugar, todos son sexólogos, aunque su formación base es muy distinta (médicos, psicólogos, antropólogos, pedagogos…), lo que da una visión muy rica de lo que es la sexología y sus aplicaciones. Por otra parte, creo que han conseguido transmitirnos su pasión por esta profesión, algo que no es fácil y no suele ser común. A nivel personal, creo que este máster me ha hecho crecer, ya que noto en mi misma un cambio a nivel actitudinal y cognitivo abismal; no soy la misma de hace dos años y eso creo que ha sido en gran parte a este master.

Ariadna Benito del Arco es graduada en Psicología por la Universidad de Salamanca (USAL), Sexóloga por la Universidad Camilo José Cela de Madrid y Terapeuta Familiar y de Pareja por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó sus prácticas en sexología en el Instituto de Sexología y Psicoterapia AMALTEA de Zaragoza.

Si deseas formarte como sexóloga o sexólogo con el mejor equipo docente y en un Máster Oficial que potencia las aptitudes de sus alumnas y alumnos, no esperes más. Abierto el plazo de admisión para el próximo curso.